Visit Homepage
Pulsa "Enter" para saltar al contenido

¿Sirve de algo el plan de negocios? (2ª parte)

plan de negocios
Ideas by Pexcel

Ordena tus ideas e información recopilada con relación a tu negocio. Calcula y proyecta con más precisión cuánto deberás invertir, al igual que la rentabilidad, el flujo de caja que podrás disponer y el tiempo para recuperar la inversión. Son indicadores estratégicos que debes manejar antes de sumergirte en la implantación y seguimiento de tu negocio.


Antes de continuar con la segunda parte de este tema  -plan de negocios- y conociendo que las ocupaciones diarias nos impiden a veces mirar hacia atrás, paso a hacer algunas reflexiones que considero servirán para vincularte con la primera parte de manera rápida y sencilla. De igual forma, sugiero releer el artículo anterior que trata de la primera parte.

Comienzo con recordarte los dos primeros momentos que vive un proyecto para montar una operación gastronómica y en donde elaborar el plan de negocios te servirá para poner negro sobre blanco  todas sus aristas:

  1. El concepto, los porqués, las ideas, estrategias, los cómo, cuándo, dónde.
  2. La búsqueda y obtención de información valiosa del mercado, sector, competencia, diferenciadores, recursos disponibles.

De estos dos momentos quiero destacar lo siguiente:

  • Este es un negocio en el que tu vida estará sometida a presión constante, todos los días, algo como 24/7 (y créeme, no exagero). Tanto tú como tu familia deben tener esto claro, para sumar todos en la misma dirección, hacer un negocio duradero y rentable.
  • El concepto es la columna vertebral de tu negocio. Involucra la oferta gastronómica o producto, localización, clientela, marca, nombre, atención al cliente, nivel de calidad.
  • plan de negocios
    Seen locations by Pexels

    Procura por todos los medios la mejor locación al mejor precio, sea rentado o adquirido. Discute precios. Fíjate bien como es el tema de los parqueos para automóviles, cuánto cuesta, valet parking… Evalúa múltiples opciones y condiciones contractuales. Date tiempo para ello.

  • Obtén información del mercado, sector, competencia, permisos necesarios. Este tema impacta los tiempos de implantación del negocio, remodelación, equipamiento, etc., y, por tanto, la inversión (no es lo mismo financiar 3 meses de renta para la apertura que 6 o 9).
  • Sin importar qué tan sencillo o complejo sea tu concepto, apuesta por la calidad y conecta tu idea con lo que quiere la gente. De esta forma tus diferenciadores contribuirán más al éxito
  • Conoce con antelación los productos que usarás para armar tu menú o propuesta gastronómica. Busca precios y haz las pruebas en tu casa o en un lugar amigo. Valida el resultado con gente cercana, qué tan bueno serían tus platos y al mismo tiempo podrás costearlos. Y no olvides tomarle buenas fotos a esas pruebas. Serán de gran utilidad cuando comiences tu plan de comunicación.

Con los costos y precios del mercado podrás fijar los tuyos de manera más acertada y objetiva. Esto será insumo para tus proyecciones de ventas y costos

Quizá se me escapen aspectos en estos dos primeros momentos. Es asunto pendiente a tratar en próximas entregas con más detalle.


Continuando entonces con este artículo, los dos momentos restantes de los que escribiré son:

3. Complicado pero importante: poner en números las ideas e información para hacer las proyecciones económicas y financieras

4. La implantación y el seguimiento de lo alcanzado versus lo proyectado en el tiempo.

Tercer momento

Calculos
Calculus by Pexels

¡Qué emocionante es emprender un negocio gastronómico! Si has contemplado un escenario bien conservador y aun así obtienes buenos resultados en el plan, entonces merece la pena continuar emocionado.

La información que logres recabar será la base para armar los escenarios de venta de tus productos y servicios. A estas alturas ya deberías conocer los aspectos clave del mercado, cliente objetivo, productos y precios de la competencia, locales o el local ideal para el negocio, permisos necesarios, mobiliario, equipos, costos de diseño e ingeniería, costo de los insumos, gastos de energía, nómina… ¡y para de contar!

No dejes nada por fuera, en la medida de lo posible. Desarrolla el escandallo de tu propuesta y así conocerás los costos de tus productos. Arma las tablas de cálculo de ventas, gastos de operación, servicios profesionales, iniciación, marketing, construcción, licencias y permisos, seguros. Conoce los montos de dinero que requieres para adquirir los equipos, mobiliario, utensilios, sin dejar ni las servilletas por fuera. Diseña tu cronograma de ejecución, desde el principio hasta la apertura y más allá. Todo esto hazlo con paciencia y objetividad. El resultado puede tener grandes desviaciones si se toma a la ligera.

Del conocimiento, disciplina, estructuración, constancia, de contemplar la información que se requiere y conocer las variables económicas y financieras que debes obtener, dependerá la confiabilidad de tu proyección del negocio.

Confirma cada información que incorpores en el plan. Sé como abogado del diablo de tus propias ideas y si no puedes hacerlo, busca a alguien que conozca el tema y lo haga por ti.

projections
Projections by @horatope

Los resultados de esta etapa serán la base para tomar decisiones trascendentes. Las de mayor peso son la rentabilidad, el monto de las inversiones y su valor de retorno. Sabrás si puedes financiar el proyecto con recursos propios, si requieres ayuda de un ente financiero, un inversionista. Conocerás, además, el punto de equilibrio de la operación, variable que te permitirá validar si el escenario que construiste es de verdad conservador y así poder realizar los ajustes más convenientes.

Es posible que una vez hechos los cálculos aparezcan algunas sorpresas con relación a las cifras de inversión antes de la apertura, el capital que se requeriría, la rentabilidad y otras. Pero elaborar un plan de negocios es una actividad dinámica y funciona como un tablero de control de la idea o concepto, por eso en esta fase podrás ajustar y tomar decisiones con relación a la remodelación, mobiliario, equipamiento, precios promedios de tus platos, cantidad de personal estimado, etc.

Cuarto momento

Ya has puesto tus ideas en números. ¡Buenísimo! Sigue entonces la implementación o materialización de tu concepto con los parámetros que determinaste en tus cálculos. Cuídate mucho si es necesario que requieras apoyo financiero. Las condiciones crediticias en ocasiones estrangulan los proyectos.

Si ves que tu plan apunta hacia el éxito y decides buscar dinero en alguna asociación, debes saber que el valor nominal de tus acciones, en esta fase del proyecto, es mayor al del posible socio.

Program
Program by Pexels

Ahora bien, ¿por dónde empezar? ¿Cuáles son las primeras piezas que se mueven en el tablero del plan?

Es probable (así pasa con frecuencia) que hayas negociado la locación para tu proyecto (el mejor local al mejor precio posible y con las mejores condiciones). Para ello has debido constituir y registrar la empresa que se hará cargo de explotar el concepto, marca, nombre comercial. Abrir cuentas en los bancos de tu preferencia también es parte de este proceso.

Cubiertos los trámites legales y administrativos (estos deben estar contemplados en tus cálculos económicos), deberás hacer los pagos correspondientes a depósito de renta y diseño de remodelación del local (planos para solicitar los permisos de construcción). Esto por medio de arquitectos o ingenieros autorizados para firmar los planos e introducirlos ante las autoridades municipales.

El tiempo en que autorizan la remodelación varia de ciudad a ciudad. Asegúrate de que el profesional que contrates conozca los códigos y normativas de construcción. Esto es fundamental para acortar los tiempos.

Una vez que los permisos está en marcha, decide quien realizará los trabajos de remodelación. Ideal es que sea una empresa certificada con la cual logres condiciones claras desde el principio. Garantiza que cuente con los seguros necesarios para realizar el trabajo. Pide un cronograma de ejecución del trabajo, por etapas, obras civiles, sanitarias, eléctricas, instalaciones mecánicas, etc. Esto te ayudará a gerenciar tu concepto desde el comienzo.

Conoce todos los recovecos que implica un proyecto  gastronómico. Al mismo tiempo que aprenderás, disfrutarás un montón y vivirás momentos intensos.

Brotes en Risotto
Brotes en Risotto by @horatope

Un tema importe es la campaña de comunicación y mercadeo. Decidido el nombre, la locación este segura y los permisos solicitados y avanzando, comienza tu campaña la cual debes tener contemplada en tus estimaciones de gastos de iniciación. Ideal es que el diseño de esta campaña tome insumos del concepto, idea. De allí debes comenzar a desarrollar el sitio web, cuentas en redes sociales, que incluyan estrategias que enamoren. Las fotos de tus pruebas serán de gran importancia.

En paralelo hay que identificar y entrevistar candidatos para cubrir los perfiles que se requieren en el trabajo. Las características del personal deben estar definidas en el concepto del negocio con sus responsabilidades, funciones, remuneración, bonos, etc. Cualquier adelanto en esto es ganancia para el proceso previo a la apertura y al arranque.

Y ya en marcha la remodelación, instalaciones, decoración, mobiliario, equipos, utensilios, campaña de comunicación, permisos, sistemas de información y facturación, etc. Todo según lo previsto o quizá con algunas desviaciones económicas (ojalá pequeñas y sin mayores sorpresas). Apenas tengas la certificación municipal de que todo quedó en orden, debes armar tu inventario para el soft opening y la apertura. La buena noticia es que ya tienes eso previsto en el escandallo de tus platos o propuesta y, con el estimado de ventas que realizarás en esos días y el capital de trabajo con el que hayas decidido arrancar, tendrás muy claro todos los insumos y productos que requieres. De igual forma tus colaboradores deben comenzar a incorporarse para empezar con las tareas propias de un restaurante, poner de manifiesto sus conocimientos para ir rectificando las variaciones.

Partiendo del principio de que tienes una propuesta ganadora, el soft opening es un proceso que contribuye de forma exponencial al éxito de la apertura. Las veces que se haga dependerá de la fuerza económica y la cantidad de correcciones que se deban hacer. Recuerda que es el momento de ajustar recetas, presentaciones, el concepto y la calidad del servicio, etc.

Tus invitados para el soft opening no pagarán nada por estar en tu restaurante ese día, por lo que es relevante que lleves personas que puedan ser multiplicadores y además comenten sobre la experiencia y propuesta en las redes y medios de comunicación. Esta labor empieza con tu campaña de comunicación. Sin embargo, si existieran personas que quieran entrar al local y disfrutar de tus servicios, a esos si debes cobrarles. Nunca estará de más obtener un ingreso no previsto.

Manejas con detalle cada centímetro de este recorrido. Eso supera el cansancio y la angustia que produce la apertura

Results
Results by @horatope

Ahora si, todo listo para el gran día, la apertura. Es a partir de ahora que el Plan de negocios y tus proyecciones servirán de referencia comparativa entre lo que estimaste que sucedería y lo que realmente empieza a suceder. Obviamente podrás respaldarte con herramientas de análisis y monitoreo de la operación de forma que lleves el pulso diario de los acontecimientos para hacer los correctivos necesarios y garantizar un alto rendimiento de tu inversión.


Estimado lector: Como verás, este es un tema bien complejo y que no es sencillo sintetizar. Espero no haberte aburrido y que de verdad sea de mucha utilidad para tu emprendimiento. En próximas entregas trataré algunos de estos tópicos con más profundidad. Gracias por tu tiempo

Sé el Primero en Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.